“Cuatro avances tecnológicos que avizora en horizontes próximos futuros” charla de Christoph Hochhäusler por Sergio López TP 2013

Dic 12, 2017

blogger

TalentsBA

0

Charla de Christoph Hochhäusler, dentro del marco del Talents Buenos Aires por Sergio López 

 

En el marco de las actividades del 8o Talents Buenos Aires tuvo lugar la conferencia Acerca de cómo se encuentra o se pierde la libertad con las nuevas tecnologías, a cargo del realizador y crítico alemán Christoph Hochhäusler, quien invitó a los presentes a pensar en el futuro de la realización cinematográfica en función de cuatro de avances tecnológicos que avizora en horizontes próximos futuros. El que sigue es un breve recorrido por esos panoramas no poco sci-fi.

Uno. Con el desarrollo de cámaras capaces de registrar la totalidad de la performance de los actores, los realizadores no tendrán el trabajo de planificación y rodaje de ángulos y encuadres: cualquier plano posible podrá ser obtenido en posproducción. Esto como primera ventaja. Serán capaces, además, de crear complejos planos a partir de este registro, como si se tratara de palimpsestos. Cada unos 30 años cambia el concepto de realismo cinematográfico, recuerda Hochhäusler, y ese cambio viene aparejado a un avance tecnológico.

Dos. En un futuro no muy lejano y, a partir del perfeccionamiento de posibilidades ya existentes en los motores de búsqueda de internet, los cineastas podrán tener acceso al archivo audiovisual más grande de la historia. Vale mencionar que en esta visión las leyes de copyright no son aquellas con las que contamos hoy en día ¿Qué beneficios aporta el acceso a toda la memoria del cine? La de evitar la proliferación de planos déjà vu a la vez que la utilización de otros ready made. En el futuro, sueña con ojos abiertos Hochhäusler, los cineastas tendrán que concentrarse en esas dos o tres escenas que permanecen de los films, las que sobreviven al avance del olvido, aquellas que logran independizarse de la gramática del cine.

Tres. La portabilidad y definición crecientes de las cámaras hace que hoy sea posible registrar imágenes de gran calidad en el lugar mismo de los acontecimientos. Los cineastas pueden llevar diarios audiovisuales y archivar material para futuros trabajos sin desmedro de la calidad final del proyecto. En el futuro no todos seremos cineastas, como podría derivarse de este punto, pero aquellos que lleven adelante el oficio lo harán de tiempo completo, los 365 días del año.

Cuatro. Este punto de la argumentación está relacionado con los otros y es, según lo vislumbra el director alemán, el menos claro. La concentración en los momentos importantes del film, el trabajo con archivos propios y universales, los saltos o “atajos” gramaticales, conducirían al lenguaje cinematográfico hacia la abstracción, una que Hochhäusler ya detecta en algunos documentales hoy en día.

El motivo de la búsqueda de Hochhäusler está relacionado con los problemas con que él cuenta en la actualidad a la hora de filmar. Y, aunque estas tecnologías aparecen en el horizonte como posibles soluciones para los mismos, futuro y avances tecnológicos no son sinónimos de progreso ascendente, lineal o indefinido. Tampoco significan renegar del pasado: en su exposición aparecen nombres de cineastas clásicos norteamericanos como Walsh o Hawks y de pretéritos viajeros del tiempo y la memoria como Marker o Mekas.

El cine fue, es y será, en definitiva, el producto de la interacción entre los dispositivos tecnológicos, los creadores y su(s) mundos. El futuro trae tensiones, encrucijadas y contradicciones a esta relación. Pero Hochhäusler también piensa en las audiencias, en el aspecto comunicativo del cine. De ahí que su reflexión incluya una posición de vigilancia sobre los hipotéticos usos de las tecnologías por venir. Hay que empujar el lenguaje del cine hacia nuevos niveles aprovechando al máximo los desarrollos tecnológicos, pero se tratará, siempre, de un viaje compartido.

Sergio López (Argentina) Talent Press 2013

Es profesor de Letras. En la universidad comenzó a sistematizar su formación cinéfila y a escribir sus primeros textos sobre cine. Ha realizado cursos de crítica y de guión paralelos a sus investigaciones académicas sobre géneros narrativos. Ha practicado la crítica teatral en proyectos de investigación universitarios. En 2011 comenzó a colaborar en la revista VloV con dos textos sobre cine en cada número. En uno repasó, modestamente, la filmografía de cineasta como: Cronenberg y Wong Kar Wai, por ejemplo. Los otros son de carácter temático: cine y vino, por ejemplo. Actualmente desarrolla una investigación sobre teatro político en la que el cine tiene un papel importante dentro de la serie de fenómenos analizados.

 

Post by Blogger

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *